Esta vez nos fuimos a tierras granadinas.
Sabina y Jesús, dos enamorados empedernidos. 
Casándose en un sitio tan espectacular como la Abadía de Sacramonte y disfrutando de unas vistas que quitaban el hipo.